lunes, 9 de mayo de 2011

EL AMOR EN EL BDSM


Creo en el amor porque lo tengo en mí. No puedo definirlo porque tan solo sé que no lo puedo limitar, es inevitable sentirlo en cualquiera de sus formas, manifestaciones e intensidades. En la relación Amo/sumisa también puede manifestarse, no creo que alguien lo prohíba y menos que lo critiquen, porque el amor nunca puede ser malo sino que es el que hace mayores aportes para consolidar cualquier relación, en el caso que me interesa puede evitar muchas cosas que sin su presencia podrían causar excesos.

Los límites quedan diluidos y todos van desapareciendo bajo el manto del respeto y la capacidad de saber esperar su momento

Unos se manifiestan en contra de la presencia de cualquier síntoma amoroso, de un "idilio" entre Amo y sumisa, dicen que eso es una contradicción, algo incompatible para este tipo de relación. Otros, como yo, no conciben una relación BDSM, en donde no exista por lo menos una pequeña muestra de afecto, cariño, amor o simplemente una buena química, que no es más que el detonante o el preámbulo del nacimiento de un lazo de unión, muchísimo más fuerte y consistente.

Si no está presente el amor, en cualquiera de sus formas, sea cariño, afecto, ternura, pasión o simplemente un incipiente querer, jamás habrá la entrega necesaria para cogidos de la mano seguir el camino hacia lo absoluto, ninguna relación conseguirá ser duradera y devendrá en el aburrimiento y la insatisfacción casi inevitablemente.

2 comentarios:

  1. Creo que este es un tema en el cual todos pueden aportar. Bajo mi experiencia, cualquier manifestacion de amor es absolutamente importante...

    Bajo mi experiencia... el amor le da otra dimension a la entrega...

    Excelente blog,mis felictaciones y saludos

    ResponderEliminar
  2. Excelente sabiduría y exquisitos pensamientos!

    Un placer haber llegado hasta aquí, por intermedio de una amiga!

    Lo invito a recorrer mis playas azules, será un honor!

    algamarina, la esclava...

    ResponderEliminar