domingo, 15 de diciembre de 2013

La esclava siempre limpia por fuera y por dentro.

Cada Amo desea tener la sumisa a su entera disposición en todo momento a ser posible. El morbo es libre y cada Amo tiene el suyo muy particular, en mi caso quiero a mi esclava siempre limpia, limpia por fuera que es lo más normal y limpia por dentro que es lo más mejor del mundo mundial dentro de la sumisión, por lo menos para mi gusto.
Nada que decir para que sepa cómo se ha de duchar, peinar, rasurar o depilar en su caso, si puede o no usar desodorantes, perfumes o por el contrario oler solo a ella. Las uñas de las manos, las de los pies, si pintadas o no las unas o-y las otras, maquillada o no y todo ello con esmero y dedicación a ella misma para poder dar cuanto le pida en cada momento.
Una vez esté limpia se puede comer todo
lo que traiga de postre en sus adentros.
Otra cosa es si hablamos de su adentro que también se ha de tener en cuenta el placer morboso de su Amo por tal como la quiere tener. En mi caso por defecto al acudir a una cita, que pueda acabar o no en sesión, ha de venir siempre impoluta por todas partes, rincones y recovecos sea cual sea el día la hora o el instante de encuentro.
En el caso de la vagina es obvio que una buena irrigación es lo suyo usando los jabones neutros más adecuados a su piel y a su gusto para sentirse mejor en todo momento, aparte naturalmente también le pedí que que rasurase todo su vello púbico para acceder con toda facilidad a las prácticas habituales o a las fantasías, en caso contrario se lo diría, pero por defecto estar bien rasurada es lo suyo.

Sacando lo que trae.
Cuando se trata de limpiarse su ano y por dentro sus intestinos, ha de saberse irrigar de la forma más práctica y efectiva posible. Se puede efectuar o mediante enemas desde el primero hasta el definitivo cuando sale el agua perfectamente transparente  o bien si tiene una ducha en el que pueda separar el cabezal de su tubo, podrá aprovechar, poniendo poca fuerza de salida en el tubo, para haciendo presión justo en el ano con dicho tubo notar como va entrando el agua tibia en sus adentros hasta que como en el caso anterior salga el agua totalmente transparente. Esto lo repetirá tantas veces como sea necesario hasta que no se pueda observar ningún tipo de materia orgánica al sacar el enema de limpieza.
Unas apetecibles cerezas
 para media sesión.
El orgullo de un Amo está entre otras cosas en la presencia de su sumisa y lo que está muy claro es que todo lo que se vea y se sepa bonito y limpio es precioso para usarlo o presentarlo a quien pretendas regalar una sesión con tu chica 10. Es totalmente imprescindible que si se usan juguetes éstos empiecen limpios  la sesión, sigan durante toda ella limpios y acaben perfectamente limpios porque eso quiere decir que estás usando material de primera calidad como sumisa perfecta. Aquí abrimos una serie de posibilidades muy morbosas como por ejemplo tomar un café calentito después de un enema de café corto o tomarte alguna bebida almacenada y trasladada en sus adentros, como puede ser desde unas cerezas, unas uvas, un plátano, unas mandarinas peladas ya, unas aceitunas o una leche calentita,  un café con leche incluso un carajillo y mil cosas más que no mencionare, hasta el momento de ser paladeadas y disfrutadas tanto ellas como su momento morboso. Es indiferente que sea liquido o sólido, todo entra bien se guarda bien y sale bien.
Si por defecto de la limpieza saliera sucio sería ella quien lo degustaría como lógico castigo a su falta de higiene interior.
Una vez se acostumbra se lo toma como algo habitual y es cuando le puedes regalar una sesión en cualquier momento porque siempre está a punto para ser usada por su Amo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada