sábado, 21 de enero de 2012

Sumisa o esclava, la diferencia radica solo en ella misma.

Respecto a las sumisas y esclavas, basado en mi experiencia real y muy personal, la única diferencia radica en los límites, pero no porque la sumisa los tenga y la esclava no. La sumisa pacta sus límites, se pone de acuerdo y en la mayoría de los casos, no va mas allá de lo acordado o lo apetecible según ciertos criterios. Los límites de la esclava, son los límites de su Amo.
He conocido muchas sumisas que no tienen límites, pero no se consideran y tampoco se sienten esclavas. Hablan, especulan de que las sumisas piensan, las esclavas no, … que las esclavas se entregan totalmente y las sumisas no, … que una agacha la cabeza, la otra puede reclamar… En realidad no es así, al menos yo no lo considero de esa manera. La sumisa o la esclava, lo sienten en su pecho, llevan en el alma lo que son, lo saben realmente. También existe la transición en una sumisa, hacia el lado de esclava, en todo puede haber un cambio, darse una evolución y ésto de pasar de sumisa a esclava, no es la excepción y con un buen Amo, con mente persuasiva, además de ser muy confiable y creíble, pueden dar ese pequeño, pero a la vez gran paso hacia lo absoluto.


Dedicado a mi niña janna. Sir Reus

3 comentarios:

  1. Afortunada por haberte conocido y afortunada por pertenecer-te.

    Humildemente Teva

    T'estimo

    ResponderEliminar
  2. Creo que cuando hay adoración, como la hay en caso de la bella janna, los nombres sobran y cobran importancia los hechos.
    Mi punto de vista ;)

    Saludos desde Perú!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay cosas de las se habla mejor en silencio.
      Hay sentimientos en los que el silencio es su expresión.
      Hay sensaciones que rompen el silencio naciendo el deseo profundo.

      Eliminar